Editorial

Diego Herrera

Resumen


El positivismo racionalista, mutila el ser, al afirmar que existe una sola realidad posible (5-6), en el caso de la medicina sitúa al paciente fuera de la vida real. Esto es posible al reducirlo a un objeto, es decir un diagnóstico, una enfermedad, con lo cual se niega el contexto, la cosmovisión, los sentimientos y los saberes del paciente. Esta forma de mirar el mundo a pesar de su envestidura política de neutralidad, es conservadora, pues mantiene el status quo y defiende su pretenciosa normatividad (2).

Palabras clave


Salud rural, práctica familiar rural, Ecuador

Texto completo:

Ver en línea

Referencias


Foucault, Michel. Vigilar y castigar. Madrid: Siglo XXI Editores, 1986.

Jürgen Habermas: Moralidad, ética y Política, México, Editorial Alianza 1993.

Kolakowski, La Filosofía Positivista tercera edición, Editorial Catedra1.998

Paredes G. Críticas epistemológicas y metodológicas a la concepción positivista en las ciencias sociales, Revista ensayo y error año xviii. Nº 36, 2009.

Popper, Kart . La lógica de la investigación científica. Madrid: Editorial Tecnos, 1985.

Popper, Kart . La miseria del historicismo. Madrid: Editorial Alianza,1992.

Tibbetts Paul, Kulka T., Hattiangadi J., “Feyerabend’s ‘Against Method’: The Case for Methodological Pluralism”, Philosophy of the Social Sciences 7:3, 1977




DOI: http://dx.doi.org/10.23936/pfr.v0i8.211

DOI (Ver en línea): http://dx.doi.org/10.23936/pfr.v0i8.211.g276

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional.